NOSOTROS

El colegio de los Sagrados Corazones Recoleta lleva 125 años de vida institucional ofreciendo un proyecto educativo católico dividido en cuatro niveles: Inicial, Primaria, Secundaria y Bachillerato Internacional. Concibe su labor educativa como parte de la misión evangelizadora de la Congregación de los Sagrados Corazones, buscando la formación de personas plenamente humanas a imagen de Jesús. La experiencia de la educación en la Recoleta se desarrolla en el marco del carisma SS.CC.: "Contemplar, vivir y anunciar el amor redentor de Dios manifestado en Jesús y plenamente compartido por María", vivencia también expresada en nuestro lema "Dios, Patria y Familia".

Nuestra alta exigencia académica y la formación cristiana que impartimos están orientadas a fomentar una educación desde el Perú y para el Perú, con el objetivo de construir un país y un mundo cada vez más justo y fraterno integrado por jóvenes líderes, críticos, creativos y solidarios.

VISIÓN

Ser, al 2020, una comunidad educativa con excelencia académica y acreditación internacional, que contribuye a la formación de personas desde los valores cristianos, comprometidas en la construcción de un Perú más justo en solidaridad con los pobres.

MISIÓN

Somos una comunidad educativa católica, que desde la espiritualidad de los Sagrados Corazones contribuye a la formación integral de las personas, con sentido cristiano y responsabilidad ciudadana para servir al país y al mundo.

Perfil de la Comunidad Educativa

Un estudiante, maestro, padre de familia, administrativo o trabajador recoletano, así como un hermano de la congregación de los Sagrados Corazones, es una persona de buen corazón que se sabe amada por Dios y por ello tiene un compromiso con Él, con la humanidad, con su patria y con su familia solidarizándose siempre con los más necesitados.

Pertenecer al colegio Sagrados Corazones Recoleta exige consolidar un alto nivel académico y una sólida formación cristiana. Conformamos una comunidad educativa con espíritu de familia, impregnada del carisma y espiritualidad de la congregación de los Sagrados Corazones representada por el acompañamiento de sus religiosos.

Buscamos desarrollar a partir de nuestras experiencias formativo-pastorales y pedagógicas UN PERFIL, constituido por valores, actitudes y capacidades manifestadas a través de comportamientos, que permitan atender las tres necesidades fundamentales de la persona:

  • Amar y ser amado.
  • Ser útil, crear y transformar.
  • Dar sentido a la vida y trascender.

De acuerdo a esto, todo miembro de nuestra comunidad educativa debe aspirar a cumplir con este perfil.

Congregación de los SS.CC.

La Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María es de origen francés, con más de 200 años de servicio a la Iglesia, pueblo de Dios. Eran tiempos difíciles en Francia, previos a la gran Revolución francesa, y en medio del drama propio del terror vivido, dos jóvenes, Pedro Coudrin y Enriqueta Aymer, asumen el reto de amar y reparar los daños perpetuados al Amor divino en las personas de su entorno. Una noche de Navidad, la de 1800, ambos profesan sus votos religiosos dando así inicio a la Congregación que ahora se encuentra presente en los cinco continentes…

 

Calidad educativa

La coordinación de Calidad Educativa se encarga de la implementación, ejecución, generación de recursos y seguimiento de los sistemas de calidad para la mejora de los aprendizajes dentro del modelo pedagógico Socio Crítico Humanista del Colegio SS.CC Recoleta. Además apoya en el proceso de Acreditación Internacional que está llevando el colegio en la actualidad.

Respeto a la Persona

En el Colegio se favorece la valoración entre las personas, el respeto de la dignidad humana y la defensa de los derechos humanos. Este valor tiene su fundamento cristiano en que el ser humano ha sido creado a imagen del mismo Dios, con capacidad para conocerse, decidir y amar. La persona es vista siempre como un fin, nunca como un medio para otra cosa (es "alguien", no es "algo").

Convivencia Pacífica

En el Colegio se educa para una convivencia pacífica, tanto al interior como al exterior de la comunidad educativa. Esto supone el desarrollo de disposiciones para la empatía, la tolerancia y el diálogo, según la convicción cristiana de que es posible la unidad en la diversidad en la convivencia humana. Esta convivencia se aplica a las realidades de la educación, la familia y la sociedad.

Solidaridad

En el Colegio se promueve la solidaridad humana con sentido cristiano. La solidaridad presupone una mirada crítica y esperanzada del mundo; se mueve desde la compasión y se orienta hacia la justicia, según la praxis liberadora de Jesús de Nazaret, desde una opción preferencial por los pobres. La solidaridad humana se amplía con el cuidado sostenible de las especies y del planeta.

Creatividad

En el Colegio se desarrolla la creatividad de la persona (estudios, trabajo, arte, lenguas y deportes). La actividad educativa está orientada a que los alumnos y las alumnas potencien sus capacidades de conocer, transformar y aplicar sus aprendizajes significativos. La creatividad supone la capacidad de adaptación crítica ante los cambios profesionales, sociales, culturales y políticos.

Trascendencia

En el Colegio se acompaña a las personas en su vida de fe cristiana, sabiendo que el ser humano está abierto a la trascendencia. El carisma de la Congregación se expresa en el contemplar, vivir y anunciar al mundo el amor de Dios encarnado en Jesús. En el corazón de Jesús se descubre el amor que salva, en el corazón de María a la madre que acompaña en el seguimiento del Hijo.