Historia

La Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María es de origen francés, con más de 200 años de servicio a la Iglesia, pueblo de Dios. Eran tiempos difíciles en Francia, previos a la gran Revolución francesa, y en medio del drama propio del terror vivido, dos jóvenes, Pedro Coudrin y Enriqueta Aymer, asumen el reto de amar y reparar los daños perpetuados al Amor divino en las personas de su entorno. Una noche de Navidad, la de 1800, ambos profesan sus votos religiosos dando así inicio a la Congregación que ahora se encuentra presente en los cinco continentes.

La historia de la Congregación está marcada por el caminar de quienes han sido testigos del Amor desde el carisma de nuestra familia religiosa. Muchos hermanos de los Sagrados Corazones han sido grandes misioneros, uno de ellos ha sido Damián de Molokai que en 1889 entregaba su vida a la causa de los más desposeídos y despreciados de su época: los leprosos; y en América, Eustaquio van Lishout será un predicador de la salud y de la paz en Brasil hasta 1943 en que es llamado por el Padre.

La Congregación es heredera de su historia que se prolonga en las diferentes partes del mundo donde buscamos contemplar, vivir y anunciar el amor de Dios encarnado en Jesucristo.

La congregación en el Perú

La llegada de la Congregación al Perú se remonta a 1848, año en que llegan las hermanas SS.CC. Poco tiempo después ellas fundarán el colegio SS.CC. Belén siendo acompañadas como capellanes por alguno de los padres de la Congregación. No será sino hasta 1885 el año en que se funda la primera comunidad de hermanos SS.CC., durante este tiempo la comunidad estará vinculada a la llamada Provincia de Misión, es durante esta época, exactamente en 1893, cuando se fundará el colegio SS.CC. Recoleta. En 1898 podemos identificar un segundo momento de la presencia SS.CC. en el Perú: las comunidades se encuentran vinculadas a la Provincia España-América.

Al llegar 1900, la cantidad de hermanos aumenta, pasarán de ser 9 a 17. Luego de ser consagrado como obispo de Huaraz monseñor Francisco de Sales Soto ss.cc., se inicia una nueva presencia en aquella jurisdicción asumiendo la formación en el seminario de la nueva diócesis. Debido a la organización de la Congregación en el mundo, se vincula a las comunidades en el Perú a la llamada Provincia de América. En este tercer momento de presencia de la Congregación en el país, monseñor Pedro Drinot ss.cc. es ordenado obispo de Huánuco y se amplían tanto las comunidades como la cantidad de hermanos. Un hecho importante de destacar, también en este período, es la fundación de la Universidad Católica por Jorge Dintilhac ss.cc. junto a otros religiosos y laicos en el año 1917.

En 1947, la Congregación en el Perú adquiere una nueva figura al vincularse a Francia, esta vez como una Pro-provincia. La cantidad de hermanos sería poco menos de 40, reunidos en comunidades situadas en Lima, Chaclacayo, Puente Piedra y Cajamarca. Durante este período, que se prolonga hasta 1967, se inicia la presencia en el Sur Andino peruano, con la creación de la Prelatura de Ayaviri que tiene como su primer pastor a monseñor Luciano Metzinger ss.cc. En 1967, la presencia en el Perú adquiere una nueva figura convirtiéndose en Cuasi-provincia, situación jurídica con mayor autonomía. Este período dura hasta 1983 en que la figura jurídica nuevamente cambia y pasa a poseer la denominación de Provincia del Perú, figura que se mantiene hasta la actualidad.

Desde poco antes de 1885, los hermanos de los Sagrados Corazones están presentes dando testimonio del Amor de Dios en el suelo peruano. Unos han marcado momentos importantes en la historia de nuestra patria, otros siguen creando historia siendo parte protagónica de ella. Actualmente tenemos comunidades en Lima (Centro de Lima, Monterrico y Puente Piedra), en el Callo (Casa de Formación en La Perla) y en Huancayo (Huaripampa). Estamos conformados por 26 hermanos de diferentes nacionalidades y edades, y tenemos en el servicio de la autoridad, como Superior Provincial, al P. Raúl Pariamachi ss.cc.