Propuesta pedagógica - Inicial

Promover el desarrollo integral de nuestros niños y niñas en el Nivel Inicial es nuestro principal objetivo; ayudarlos en su desarrollo personal como en su crecimiento cristiano, a través de la vivencia de valores en donde se da énfasis especial al respeto de la persona, reconociéndolos como seres valiosos en experiencias y conocimientos previos, con habilidades y destrezas para continuar aprendiendo.

El niño y niña de los SS.CC. Recoleta aprende en su interacción diaria desarrollando la capacidad de vincularse con los demás en un ambiente de libertad, que lo ayuda a convivir de manera segura y armoniosa, estableciendo óptimas relaciones afectivas que favorezcan la construcción de nuevos aprendizajes en las diversas áreas académicas.

Una de las formas de trabajo en el Nivel Inicial son los proyectos, que permite estimular el uso de su razonamiento científico, iniciarlos en las actividades de investigación como la experimentación, observación y análisis, permite la construcción de sus propias hipótesis, les permite ser protagonistas de su propio aprendizaje, propicia la integración y el trabajo cooperativo.

La participación en proyectos se basa en la curiosidad e iniciativa para planificar, organizar y ejecutar actividades basadas en los temas de intereses que ellos proponen. Siendo ellos los protagonistas de su aprendizaje, de modo que, el proceso de enseñanza-aprendizaje se vuelve significativo y motivador.

La propuestas de nuestro enfoque Socio Crítico Humanista favorece el desarrollo del pensamiento crítico en donde el niño desde muy temprana edad asume una postura y una opinión sobre diversos temas a tratar, aprende a respetar las opiniones de sus compañeros en un ambiente democrático y conciliador, en donde el fin principal es buscar el beneficio de todos con amor y respeto a la dignidad humana.

En este enfoque del modelo Socio Crítico Humanista el rol que asume el docente es el de ser un facilitador y orientador de aprendizajes con las metas claras de lo que quiere lograr en sus estudiante, en la que también respetando los ritmos y estilos de aprendizajes propios de cada niño y niña. Otra de las formas de aprender es a través de las actividades psicomotrices.

En el Nivel Inicial se le brinda al niño una variedad de experiencias, a través del movimiento, que permiten que el niño vaya construyendo y afianzando de manera progresiva su imagen corporal y adquiera un mejor control y dominio de sí mismo. A través de las actividades psicomotrices los niños también desarrollan aspectos cognitivos, afectivos y comunicativos, debido a que se encuentran en permanente interrelación con sus compañeros.

La participación de los padres de familia y miembros de la comunidad en el quehacer diario del colegio y de manera especial en las actividades propias del nivel Inicial favorece el proceso de enseñanza y aprendizaje de cada uno de los estudiantes del nivel.

Una de las tareas y responsabilidades más importantes tanto de los padres de familia como de los maestros es cuidar el área formativa de nuestros niños y niñas que permitirá que puedan crecer seguros de sí mismos, con buena autoestima, con valores cristianos en un ambiente de respeto, desarrollando sus habilidades sociales, ayudándolos a orientar y superar sus dificultades y fortaleciendo su salud emocional.

La educación en la fe enmarcada en el carisma de los Sagrados Corazones orienta su vida cristiana en el contemplar, vivir y anunciar el amor de Dios a través del actuar cotidiano , en la corrección fraterna, en las celebraciones religiosas, en la oración personal y comunitaria y en la experiencia de comunidad basada en el espíritu de familia recoletano.